Mis sensaciones de la temporada 2014 de F1


Mañana terminará la temporada 2014 de F1 en Abu Dhabi. Una de las temporadas más aburridas que he presenciado en los últimos años. El dominio de Mercedes ha sido incontestable y será uno de sus dos pilotos el nuevo campeón del mundo, ante a desidia de la mayor parte de los aficionados hastiados de un campeonato aburrido y en franca decadencia.

Por muy fan que sea de este deporte, por mucho que lo ame, me resulta imposible defender su grandeza, su interés, ante antiguos simpatizantes que hoy le dan la espalda. No tengo argumentos, porque no los hay, o yo no los encuentro. 

Quizás la Formula 1 ya no sea el mayor evento deportivo automovilístico, quizás sea un espectáculo que vive de glorias pasadas y está gravemente acuciado por una fuerte caída de popularidad, pérdida de rentabilidad y aumento de costos. 

El mundial de resistencia gana adeptos

La situación es peligrosa y los máximos responsables de la F1 han de encontrar alternativas que permitan recuperar el brillo, y sobre todo la rentabilidad. Es innegable que las audiencias de televisión están sufriendo un enorme declive en todo el mundo. La Formula 1 aburre al espectador.

LA AERODINÁMICA ES EL CÁNCER DE LA FORMULA 1

No creo que sea el menor nivel de ruido que ofrecen los nuevos motores turbo, más silenciosos que los anteriores V8 atmosféricos. Los motores híbridos son el futuro y si se quiere que los motoristas inviertan dinero, ese es el camino, dado que cada € invertido por las empresas tendrá un ROI en coches de calle que luego se comercializaran. 

Mucho se habla de la descongelación de los motores, pero lo curioso, en los alerones sí que se puedan cambiar de una carrera para otra. ¿Hablamos de coches o de veleros?

Invertir en el desarrollo de las mecánicas híbridas de los monoplazas es un despilfarro, pero tener 150 ingenieros, trabajando en el túnel de viento es normal. Repito ¿Hablamos de coches o de veleros?

En la aerodinámica hay barra libre y es carísimo. ¿por qué no homologar un máximo de paquetes aerodinámicos por temporada? Igual que se le obliga a hacer con los neumáticos.

Este es un deporte de motores y la esencia de la F1 es la evolución, el desarrollo, el afán de los ingenieros por arañar milésimas. Pero ese esfuerzo ha de servir para el desarrollo de tecnologías comercializables. El mucho más rentable invertir € en el desarrollo de motores híbridos que en la evolución aerodinámica.

Por ejemplo Honda, que ha invertido muchísimo en su regreso a la F1 verá como su motor una vez homologado está muy limitado en su proceso de mejora, mientras los 140 -150 aerodinamistas de McLaren se dedican a gastar dinero jugando con las curvas de los alerones del coche; de locos

Otro ejemplo es el video que os adjunto de la evolución del Mercedes W05 esta temporada 2014.

video

Hay que acabar con la tiranía de la aerodinámica es carísimo, hablamos de coches no de veleros o aviones. Este es un deporte de motores y la esencia de la F1 es la evolución y la inversión en el desarrollo de motores híbridos, en el desarrollo de tecnologías comercializables.


Por esto, para mi, un piloto como Vettel, a pesar de sus cuatro campeonatos nunca debería estar en una foto como la inferior. Quizás debería de estar Adrian Newey el aerodinamista que le hizo campeón. Mucha gente se da cuenta de esta circunstancia, o del dominio sin contestación de Mercedes este año. Las audiencias de televisión caen y con ellas los ingresos en publicidad; Marussia y Caterham desaparecen.

La F1 no puede ser un espectáculo que viva de glorias pasadas. De las gestas de los notables, los elegidos, los dioses de los verdaderos apasionados de la F1. La F1 no puede ser un espectáculo secuestrado por los aerodinamistas.





0 comentarios:

¿Que falló en la planta de Campofrío?


La planta de Campofrío en Burgos, la más grande de España con más de 1.000 de trabajadores se ha quemado totalmente. Todo apunta a que un cortocircuito fue la causa de un incendio que se propagó muy rápido cuando solo había una veintena de trabajadores en la fábrica. 

¿ALGO HA FALLADO?

El éxito o fracaso de un Plan de Autoprotección radica en gran medida en el grado de participación tanto de los responsables de una planta como la de Campofrío así como de los propios trabajadores que lo ocupan.

Todo eso fallo, los bomberos cuando llegaron se dieron cuenta de que no podrían hacer nada por impedir que la factoría, se calcinara completamente. Su labor se centró en reducir los daños en el entorno y, sobre todo, controlar las llamas para que no se extendieran a un depósito de amoniaco que, de haber sido alcanzado por las llamas, hubiera emitido un humo muy tóxico que habría aumentado la alarma que se generó en la ciudad.

¿EL PLAN DE AUTOPROTECCIÓN?

Es necesario elaborar un de Plan de Autoprotección con una estructura organizativa que permita fijar apropiadamente las funciones y responsabilidades de todos los miembros en situaciones de emergencia. 

En España, es normal que la formación en protección contraincendios sea escasa o inexistente, existiendo leves pinceladas de prevención aportadas por los técnicos en prevención de riesgos laborales de la organización preventiva de la empresa. Además los trabajadores suele mostrar escaso interés en esta área.

Es importante que los integrantes de los equipos de emergencia reciban formación teórica y práctica cualificada en los sistemas de protección contraincendios que van a utilizar. Lasprácticas de extinción deberían ser sobre fuego real con cada uno de los equipos. Obviamente este aspecto falló en la planta de Campofrio.

¿MANTENIMIENTO DEFECTUOSO?

¿Algo fallo en esta área? No lo descartemos y ahora tras el desastre muchos de preguntaran si hubo fallos de mantenimiento. Y la culpa pudo ser  de la empresa mantenedora por no realizar correctamente las operaciones de mantenimiento o de la empresa  y sus gestores por no tener en cuenta los mantenimientos correctivos, por presionar en reducir los costes de mantenimiento, quien sabe. Ante un desastre así queda claro es que los principales afectados de esta malas prácticas, si las hubo, son los trabajadores, la empresa…. AL FINAL TODOS.

Cuando se habla de Seguridad contra Incendios casi siempre se habla por un lado de todo lo que tiene que ver con el proyecto y, una vez que está en marcha las instalaciones, del mantenimiento de las mismas. Pero rara vez se relaciona lo anterior con los planes de autoprotección.

Realmente, el proyecto, la ejecución y el mantenimiento de las instalaciones y el plan de autoprotección están íntimamente relacionados: las especificaciones del proyecto que define qué tipo de sistemas se van a instalar condiciona las operaciones de mantenimiento que será necesario realizar y, en última instancia, la información incluida en la documentación de los planes de autoprotección (tanto la descriptiva como la de procedimientos de actuación ante emergencias).

Por tanto, una de las bases de la autoprotección es el mantenimiento de instalaciones, tanto preventivo como correctivo que, a su vez, constituye uno de los pilares fundamentales de la prevención de accidentes.

Se continúan sin realizar las inspecciones con el rigor necesario, amparándose los gestores en la necesidad de controlar los costes, en la excesiva complejidad de las instalaciones etc.

Un ejemplo todavía es escaso el uso de la termografía infrarroja que permite la localización de defectos en instalaciones eléctricas,  conexiones sobrecalentadas, ejes de motor sobrecalentados, malas conexiones y daños internos en máquinas etc.


¿SE PODÍA HABER EVITADO?

No nos engañemos, es posible que algo fallara en la planta de Campofrío en Burgos. Es inconcebible que una planta así, en un país del primer mundo se queme totalmente. Campofrío daba trabajo a más de 1.000 personas en esta planta pero entre industria auxiliar y otro tipo de trabajadores, los empleos afectados pueden llegar a 3.000.

Y mientras los Facility Manager, los responsables de prevención riesgos laborales tratando de justificar su trabajo en miles de empresas. A Campofrío el incendio le ha costado según diversas fuentes 170 millones de euros.

0 comentarios: